Cómo elegir el traje de novio en 5 pasos.

Con el paso del tiempo, los hombres han demostrado bastante implicación a la hora de elegir y lucir su ropa. Atrás quedó el estereotipo descuidado y sin personalidad. El chico del siglo XXI entiende de ropa y sabe qué le conviene. Y, sobre todo, puede ser también el protagonista de su boda. Solo tiene que seguir estos cinco pasos.

Para llegar a una conclusión sobre el atuendo del novio, es importante tener en cuenta el estilo de la boda. En ocasiones, este marca el estilismo de toda la reunión, pues la novia también se adapta al escenario escogido. Todo ello suele estar vinculado a la personalidad, así que si optáis por una boda más tradicional, celebrada por la iglesia y organizada en un hotel céntrico, la novia optará por un vestido muy sofisticado con cuello barco o escote en V, y el novio elegirá un atuendo elegante acorde, normalmente inscrito en los tipos de traje de etiqueta que te presentaremos más adelante. Pero si la boda es de corte rural o vintage, la novia preferirá un tejido ligero, vaporoso, con encaje y toques hippies, por lo que el novio hará lo propio con un atuendo más desenfadado, quizá sin chaqueta o con una blazer mucho más original. Con estos dos ejemplos queda clara la importancia de la personalidad en la elección de la indumentaria.

El día de la boda, tu traje debe tener un único dueño: tú. Y cuando hablamos de tener un dueño, hablamos de que también tenga una personalidad: la tuya. Ese traje debe ser exclusivo para ti y mantener tu esencia desde el final de su concepción hasta que lo devuelvas o lo guardes en el armario. Para ello, debes estar seguro de sus prestaciones, de la talla, del color, del estilo y de todo lo que te ayude a sentir el traje como tuyo.

El consejo que te damos es probártelo varias veces, tanto en la tienda o sastrería como en casa, con todos los complementos. ¿De verdad estás contento con el resultado? Aquí es donde entra el factor clave: la comodidad. Camina, muévete, baila, siéntete a gusto y no apresado en un traje, tal y como le sucede a muchos hombres cuando se ponen uno, o a muchos novios, que no se sienten libres en su propia boda, más bien maniquíes. El traje debe adaptarse a tus gustos, pero también a las formas de tu cuerpo en cualquier circunstancia, pues en una boda puede pasar de todo.

Leave A Comment

Abrir chat
¡ ESCRÍBENOS !